Hay que ver cómo se puede conseguir el éxito y el crecimiento de un producto y cómo el fracaso financiero por intentar crecer…

Vía: elmundo.es

La compañía King Digital Entertainment, creadora entre otros del popular videojuego Candy Crush Saga, perdía este miércoles más de un 11% en la primera hora de su estreno en la Bolsa de Nueva York (NYSE).

Las acciones de King Digital se cotizaban a 19,99 dólares, lo que supone una caída del 11,16 % respecto al precio de salida de 22,50 dólares.

Al cierre de la bolsa, había caído un 15,56%, siendo el peor estreno bursátil en lo que va de año.

“Este es un ejemplo típico de una apuesta que no tiene futuro, pero que cuenta con un pasado”, asegura Gregori Volokhin gestor de fondos de Meeschaert Latina.

¿Cuánto tiempo puede durar el éxito de un juego? El éxito no puede continuar indefinidamente. Este es un modelo de negocio basado en una moda”, dijo Trip Chowdhry, de Global Estudios.

La compañía, que esperaba recaudar con su salida a bolsa algo menos de 500 millones de dólares, lanzó una importante campaña de imagen, con figurantes disfrazados de algunos personajes de su popular juego en el famoso edificio de Wall Street, para resaltar su estreno en el parqué neoyorquino.

La empresa lanzó su oferta de acciones (IPO) para capitalizar el enorme éxito de Candy Crush Saga entre los juegos para teléfonos móviles, un mercado en el que hay una gran batalla entre los gigantes de internet.

King Digital, con sedes en Estocolmo y Londres, cerró 2013 con un beneficio neto de 567,6 millones de dólares (417 millones de euros), frente a los 7,8 millones de dólares (5,7 millones de euros) ganados un año antes, después de multiplicar por once su facturación, hasta 1.884,3 millones de dólares (1.385 millones de euros).

En el cuarto trimestre de 2013, la empresa logró un beneficio neto de 159,2 millones de dólares (117 millones de euros), frente a los 6 millones de dólares (4,4 millones de euros) ganados un año antes, aunque la cifra fue un 30,7% inferior al resultado del tercer trimestre.